Break!

Ocio Documento fotográfico

Patagonia viva

El libro Homo trashumante recopila la historia de siete familias del norte neuquino que viven en constante pastoreo con sus animales. Un documento fotográfico imperdible con deliciosas historias de vida.

martes 30 enero, 2018
Camino a la invernada desde el Cajón del Río Atreuco.
Camino a la invernada desde el Cajón del Río Atreuco. Foto:CEDOC

Más noticias de

La palabra trashumancia cuesta pronunciarla y también imaginar el significado. El diccionario dice que se trata de un tipo de pastoreo en movimiento constante que se diferencia del nomadismo en tener un asentamiento estacional fijo. Esta y otras prácticas ganaderas suman nada menos que 200 millones de personas en el mundo. Lo más curioso tal vez sea que en tiempos de Android, wifi y drones la trashumancia se sigue practicando como hace miles de años en tres lugares del mundo: norte de España, Pakistán y norte de Neuquén, Argentina. 
Maravillado por esta actividad que descubrió por casualidad en 1979 tras una travesía en moto, el contador argentino Ricardo Kleine Samson se propuso, casi como objetivo trascendental, pasar a la posteridad con imágenes esta forma de vida y la historia de las familias que la mantienen vigente. 
“Sin ellos el norte de la provincia, con sus paisajes, es hermoso, pero con ellos es real, no duda en afirmar Ricardo quien hoy en día vive un dilema. “No sé si me convertí en un fotógrafo que escribe o en un escritor que saca fotos”,  reflexiona. Sin esforzarse demasiado en encontrar la respuesta, Ricardo decidió hace unos años dejar que todo fluya, seguir sus instintos y editar con gran sensibilidad aquellos que su alma y su lente le revelaban como otra maravilla del mundo. 
Así nació su flamante libro Homo trashumante que fue declarado de interés por la Legislatura de la provincia de Neuquén.  En la obra hay imperdibles postales y anécdotas familiares sabrosas con gran valor sociológico y humano. 
“Este libro recopila la historia de siete familias, tiene más de 50 mil kms recorridos, litros de mate, kilómetros de viento, abrazos, saludos, cigarrillos, Malbec, chivitos, corderos, cielo y estrellas”, relata el autor que, para lograr este material inédito, durmió a la intemperie, comió y compartió mateadas y vivió a pleno la experiencia entre animales y montañas. La cría de chivos, ovejas, vacas y caballos trasladados desde la estepa hacia las altas cumbres por familias enteras es parte de nuestra tierra y nuestra cultura. 
Un modo de vida particular e interesante que todo argentino debería conocer. 

Encuesta

Top Stories

  1. 1Break